Proponen un congreso extraordinario este año para elaborar Plan Nacional de Educación

Presentaron el informe final del Congreso 2017 con resoluciones en los
cuatro ejes
El proceso que comenzó en setiembre de 2016 llegó a su fin: el Tercer Congreso Nacional de Educación (CNE) Enriqueta Compte y Riqué presentó su último informe, en el que se leen las distintas instancias que llevaron a este momento y se presentan las resoluciones del Plenario Final en los cuatro ejes que orientaron la discusión, entre los que se incluyen
aportes para un Plan Nacional de Educación, que está encaminado pero sin avances
concretos. Ayer, las autoridades del Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP) se
reunieron en la Torre Ejecutiva para escuchar la presentación de la subsecretaria del
Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Edith Moraes, y a los coordinadores del equipo de redacción del informe, los docentes universitarios Nilia Viscardi y Pablo Martinis.

Moraes destacó el trabajo de todos los que intervinieron en alguna de las muchas instancias colectivas de discusión. Según el informe en la primera etapa de participación del Congreso se reunieron 7.339 personas, en 202 localidades de los 19 departamentos. La representante del MEC destacó la importancia de la participación ciudadana y señaló que “sería más fácil hacer un plan nacional de educación con técnicos especialistas”, pero que el valor estaba en el trabajo colectivo.

Martinis explicó que el CNE propone que en 2018 se “convoque a un congreso extraordinario para construir, a partir de las líneas emanadas de este Congreso 2017 y de las consultas, una propuesta del Plan Nacional de Educación como base de trabajo de las asambleas territoriales y plenarios del mismo congreso”. Para el CNE el nuevo plan tendrá que “superar la actual situación de compartimentación de los diferentes subsistemas” del SNEP, y para eso propone crear una Comisión Nacional de Educación y que en ese marco se instrumente otra comisión “para analizar y facilitar la necesaria coordinación”. Para que esto se pueda concretar en la práctica, entienden que debe ser un “plan único con modalidades diferentes” y que “las diferencias de aplicación no pueden transformarse en incontables planes que impliquen diferentes contenidos o exigencias de aprobación”.

En ese mismo eje, el CNE también resolvió que la educación debe ser entendida como “un
tema de Estado y no de gobierno”, ya que “las políticas educativas necesitan un tiempo de
maduración y de evaluación luego de ser implementadas más allá del período de gobierno”.

El CNE también se despachó sobre la creación de la Universidad de la Educación (Uned) en el eje 4: “Desafíos de la educación”. En este punto el Congreso propone que la ley de creación de la nueva institución sea aprobada en la presente legislatura y que se le otorguen las condiciones necesarias para que se instale como ente autónomo y con las características propias de una universidad nacional pública. Asimismo, el informe señala como necesario que las autoridades designadas sean provisorias hasta que asuma un directorio elegido mediante el cogobierno.

Martinis comentó que hay algunos aspectos que aprueba el plenario relacionados con la
formación docente: que no se valore solamente para el desarrollo de una carrera la
antigüedad sino el crecimiento académico continuo, y que se profundice la participación
como principio y metodología del trabajo educativo; en este sentido, se debe atender la
promoción y el desarrollo de los consejos de participación en todos los centros educativos.

En cuanto a las otras mociones del CNE se encuentran la preocupación por la educación
rural, la expansión de la educación en primera infancia y el desarrollo de la educación de
calidad, que se puede ver en medidas como la extensión de la alimentación hasta la
educación media o la creación de equipos multidisciplinarios de apoyo. Asimismo, el
Congreso se pronunció a favor de la promoción de derechos humanos y de la educación en
distintas áreas, como la ambiental, la artística, la salud, la recreación y el deporte, y la
sexual. Este último punto generó una discusión más extensa que los anteriores, producto de las “tensiones en relación a algunos conceptos que se defienden y otros innovadores”,
comentó Viscardi.

Muñoz: eliminar exoneraciones a privados “no está planteado”
El CNE, al solicitar un aumento en el presupuesto para la educación, “no puede ignorar que el Estado realiza una enorme resignación tributaria a la educación privada. Por esa vía los contribuyentes entregan recursos a los sectores de mayores ingresos de la sociedad”, según expresa la declaración final. Para la responsable del MEC, María Julia Muñoz, eliminar las exoneraciones requiere un cambio en la carta magna, y aunque eso no signifique que “la Constitución sea inamovible, no es algo que pueda realizarse de un año a otro. Es una modificación, y eso no está planteado para una situación coyuntural”.

Esta entrada fue publicada en Noticias, Prensa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *